sábado, 19 de enero de 2013

VETIVER - Vetiveria zizanioides


 Barrera viva contra la erosión
 

El Vetiver es una planta herbácea de desarrollo muy rápido,  extremadamente resistente a la sequía, a la contaminación y la salinidad. Adaptable a todo tipo de condiciones de cultivo.
De tamaño medio, hasta dos metros. Estéril y no invasiva. Con un sistema radicular vertical y muy poderoso. Es la herramienta perfecta para formar rápidamente barreras vivas contra la erosión, cortavientos, pantallas acústicas, visuales y anti polución. Es una de las plantas más importantes y más útiles a nivel mundial en la lucha contra la erosión y en la conservación del suelo y del agua. Posee otros múltiples usos.   

Origen

Esta planta herbácea, gramínea de la familia Androponeae, es originaria de zonas pantanosas de la India. El género consta de diez o doce especies distribuidas por los trópicos asiáticos y americanos. Está emparentado con la caña de azúcar y el sorgo.

viernes, 18 de enero de 2013

Velocidad de crecimiento

En seis meses la altura de la planta, de cultivares selectos, alcanza dos metros. Las raíces crecen igual de rápido, alcanzando de 3 a 4 metros de profundidad en el primer año. Es importante reseñar que el vetiver crece "desde la base", lo que le hace muy resistente a posibles daños de los que se recupera muy rápidamente.

Especies y Variedades


De las 10 ó 12 especies conocidas de vétiver sólo tres se emplean en sistemas de Tecnología vetiver (TV), para conservación de suelos, estas son Vetiveria zizanioides, V. nigritana y V. nemoralis.
Muy importante: Vetiveria nigritana (África Subsahariana),  nemoralis  (Tailandia) y los cultivares no estériles de V. zizanioides (Norte de India), al ser fértiles, sólo deben emplearse en el área de distribución natural de los mismos. En otros lugares sólo se deben  emplear los cultivares estériles de V. zizanioides originarios de material del sur de la India, que además son los únicos que se emplean también en la producción de aceites esenciales.
Los principales cultivares estériles de desarrollo rápidos son: Vallonia (Sudáfrica), Monto (Australia), Sunshine (Estados Unidos) y Guiyang (China). Además estos cultivares se diferencian prácticamente sólo en el nombre, pues análisis de ADN han demostrado que no existen diferencias genéticas entre ellos, siendo todos del mismo origen.

jueves, 17 de enero de 2013

Hojas de Vetiver como Mulching

El "mulching" o acolchado consiste en proteger el suelo en zonas de cultivo con restos vegetales (hojas, compost, cortezas...), minerales (grava, picón, piedras, arenas...) o artificiales (mallas agrícolas de suelo). La finalidad del mulching orgánico es proteger la tierra, evitar al sol directo, la desecación excesiva, promover la actividad de los microorganismos beneficiosos y el desarrollo de las raíces más superficiales.
Las hojas de vetiver frescas, secas o compostadas, enteras, cortadas  o trituradas, constituyen un mulching de primera calidad, con una gran capacidad de absorción de agua, una degradación o descomposición muy lenta (las hojas de vetiver son muy persistente y muy importantes propiedades fungicidas, bactericidas e insecticidas.
El mulching de vetiver estimula la actividad de la microfauna y flora beneficiosa: rizobios y micorrizos. El incremento en materia orgánica constatado empleando mulching de vetiver como protección del suelo ha sido muy significativo (hasta un 2% en dos años) constatándose igualmente un aumento significativo en Nitrógeno, Fósforo y Potasio.     

Esencia de Vetiver

Del libro: "Wilkes Priceless Recipes - a valuable collection of tried formulas and simple methods for people in every department of human endeavour". Aparece una fórmula sencilla para fabricar esencia  de Vetiver:
Esencia de Vetiver: "Un kilo de raíces de vetiver (picadas finas), se humedece con un poco de agua, se deja macerar durante 24 horas, entonces se muele con un mortero, se cubre con un poco de alcohol, el suficiente para cubrirlas y se deja macerar por 8 o 10 días más. Se retuerce aplicando presión, se filtra a través de un filtro de papel y a los quince días se repite la filtración"

Recuperación de Ecosistemas

Recuperar sistemas degradados es muy difícil, especialmente si se ha perdido una parte importante de suelo y las plantas propias de la zona son incapaces de recolonizar el área sin la ayuda de la intervención humana. En estas condiciones es de gran utilidad el empleo de especies pioneras. Esto son especies de gran rusticidad que van preparando el terreno para que las plantas de zonas adyacentes puedan recolonizarlo o para evitar que fracasen los esfuerzos de reforestación. El vetiver se comporta de manera casi perfecta. Estabiliza la zona, fomenta la recuperación de suelos, aumenta la humedad y fertilidad de los mismos. Protege los plantones de las especies autóctonas del viento, lluvia, escorrentías, calor excesivo y desecación. No compite con los mismos. Además las plantas introducidas, conforme se vayan desarrollando irán aumentando su altura y envergadura, desplazando y sustituyendo de forma paulatina al vetiver, que no tolera la sombra.
Por tanto, el vetiver es una especie de la máxima utilidad en la recuperación de ecosistemas originales, especialmente cuando se emplea en combinación con las plantas autóctonas de la zona.

Establecimiento de Barreras


Establecer barreras con vetiver no es complicado.  En pendientes es necesario disponer las barreras a modos de curvas de nivel, esto es uniendo los diferentes puntos de la zona que se encuentren a una misma altura. La distancia de plantación de una planta de vetiver a la otra va en función del uso que se le pretenda dar a la barrera y del grado de inclinación de las laderas a plantar.

Es importante que el material sea fresco y de calidad, hay que protegerlo del sol y mantener con las raíces en agua incluso durante el trabajo en el campo, para favorecer el arraigo posterior.

Para establecimiento rápido de barreras en zonas con gran pendiente 10 cm es suficiente (aunque puede ser menos). Para zonas llanas, barreras visuales y cortavientos se colocan los plantones (de uno a tres tallos) a distancias de entre 15 - 35 cm.

La distancia de una barrera a otra depende asimismo del grado de inclinación o pendiente. Como regla general las  barreras están separadas por un metro, medido verticalmente, esto es en altura. El grosor de la barrera depende de lo fuerte que se pretenda o del caudal que se estime debe resistir.  Se suelen  plantar de una a tres filas por barrera (separadas cada fila entre sí de 10 a 40 cm).

Presas de tierra: Son montículos de tierra dispuestos en cauces o zonas de gran erosión. La densidad de las plantaciones en estas presas debe de ser alta, con marcos de plantación de los plantones del orden de 10 x 10 o 10 x 15, para cubrir rápidamente toda la superficie.

Las barreras de vetiver tardan de seis meses a tres años en llegar a ser plenamente eficaces dependiendo de las condiciones climáticas, profundidad y calidad del suelo.

Época de siembra: Depende, se suelen preferir los inicios de las temporadas de lluvias. Pero puede darse el problema de que la fuerza del agua arrastre barreras recién plantadas que no han tenido tiempo de enraizar. De todas formas siempre es necesario que el suelo esté húmedo. Como mínimo es recomendable riego o lluvias durante un mes o más.

Para establecer 100 metros de barrera se pueden emplear de 100 a 900 tallos, retoños o plantones a raíz desnuda. El costo es variable y depende de variantes lógicas: coste de mano de obra, posibilidad de mecanización, accesibilidad, coste del material a plantar, necesidad de irrigación, abonos, etc.

La labor de plantación suele consistir en efectuar un agujero con la ayuda de una barra de hierro afilado, pesada y maciza que se clava y se mueve ligeramente de un lado a otro antes de introducir el plantón. También se puede mecanizar con una máquina subsoladora o un  arado.

En condiciones de precipitaciones escasas da buen resultado cavar o arar primero un surco, ancho y no excesivamente profundo y disponer los plantones en el fondo del mismo con la técnica de la barra de hierro.

En lugares difíciles o poco estables como pendientes pronunciadas, cursos de agua, etc. Es más recomendable emplear plantones de vetiver ya enraizados en vivero. Para enraizarlo se puede emplear bolsas o contenedores de plástico; es preferible el uso de bandejas forestales, pues así se logran plantones con un cepellón estrecho y afilado que resulta poco pesado, seguro y sencillo de manejar y de plantar. De esta forma se obtiene un establecimiento de las barreras prácticamente inmediato.

Lucha Contra la Erosión - Tecnología Vetiver

El vetiver está considerada como el principal arma o recurso vegetal en el combate de la erosión en trópicos y subtrópicos. La erosión superficial, o laminar es responsable directa de la pérdida de millones de toneladas de suelo fértil y de millones de hectáreas de suelos forestales y de cultivo. Las zonas que conservan una cubierta vegetal natural y diversa no se ven afectadas en tan gran medida por este tipo de erosión. La tecnología que se basa en el empleo del vetiver como herramienta recibe varios nombres, siendo los más habituales "VGS" Vetiver Grass Systems, en inglés y "SPV" Sistema Pasto Vetiver o simplemente "TV" Tecnología Vetiver, en español. La forma más eficaz de lucha contra la erosión es la "Tecnología Vetiver" que consiste en el establecimiento de barreras vegetales de Vetiver. La "Tecnología Vetiver" es sencilla, barata, de fácil aplicación, gran efectividad, larga duración. También es de bajo coste de desarrollo y mantenimiento, y de rápida aplicación y poco impacto ambiental, sobre todo si se compara con los sistemas tradicionales de estructuras artificiales. Las principales aplicaciones de la "Tecnología Vetiver" son: Conservación de agua y sedimentos, estabilización de pendientes rehabilitación de campos de cultivo, recuperación de suelos, prevención de catástrofes naturales. Otras aplicaciones: Barreras visuales, cortavientos, creación de presas de tierra. Las plantas de vetiver, adecuadamente dispuestas forman barreras vivas extremadamente versátiles y resistentes. Son muy resistentes y densas, controlando la escorrentía superficial de agua y sirviendo como un filtro alto, denso y muy eficaz que retiene el sustrato y sedimentos. Estas barreras son muy fuertes. Una raíz de vetiver por sí sola es casi imposible de cortar con las manos desnudas. Pues debajo de las barreras se forma otra barrera subterránea, formada por una intrincada, poderosa y muy densa red de raíces que llegan hasta los cinco metros de profundidad y que prácticamente blindan el terreno, al mismo tiempo que lo protegen y lo enriquecen. Las barreras de vetiver no son impermeables, reducen la velocidad de la escorrentía, debilitando, filtrando y regulando el paso del agua, evitando la formación de surcos, cárcavas y la pérdida de suelo. Detrás de las barreras se forma una capa de sedimentos que forma un suelo generalmente de una alta fertilidad. Conforme aumentan los sedimentos, se incrementa la fertilidad, calidad y humedad del sustrato en la zona y se va formando de esta manera unas terrazas naturales con una gran capacidad productiva. El vetiver, al tener la particularidad de emitir raíces de los nódulos de los tallos sigue rebrotando, aunque se encuentre en parte cubierto de sedimentos, por tanto mientras más alta sea la capa de sedimentos atrapados más alta serán también las barreras de vetiver. Las barreras de vetiver son también de gran utilidad para proteger acequias, cañerías y cursos de agua, estabilización y delimitación de caminos y carreteras, reforzamiento de estructuras de todo tipo y prevención de corrimientos de tierra.

Limitaciones y Enfermedades

El vetiver es extremadamente resistente, pero tiene algunas limitaciones:

Sombra, el vetiver no la tolera, o mejor dicho, la tolera muy poco. En condiciones de sombra crece más despacio, se establece con dificultad y es más sensible a factores adversos. No se pueden establecer plantaciones bajo árboles muy densos. El vetiver no puede competir con los árboles.

Plagas y Enfermedades:   Es muy resistente, sólo se ve afectado en condiciones de debilidad, cuando por factores externos no crece bien. Por ejemplo la combinación de suelos muy poco profundos con sequía prolongada y, o sombra. En estas condiciones se puede ver afectado por el ataque de algunos insectos (en sus áreas nativas), ataques de hongos en la raiz.

Termitas: Pueden ser un problema. Estos insectos se sienten atraídos por las partes secas de la planta y sus nidos, que forman montículos pueden sofocar las plantas. El control es sencillo,  simplemente hay que eliminar el material muerto mediante una quema anual y controlada de las barreras.

Limitada también por la falta de temperaturas altas en verano, condiciones extremas de frío en invierno (suelo congelado), la altitud (por encima de 2.500 en los trópicos y subtrópicos no crece bien).

Multiplicación

Al no producir semilla viable la única forma de propagación posible es por vía vegetativa. La multiplicación del vetiver se realiza por División de Mata y por Micro propagación.
La división de mata es bastante laboriosa, pero es el método más  empleado. Un vivero de planta madre bien planificado es capaz de producir hasta dos millones de retoños por hectárea por año. De cada tallo o plantón se pueden producir de 25 a 50 nuevos tallos o brotes en unos 6 meses, dependiendo siempre de las condiciones climáticas, riegos o precipitaciones y calidad del suelo.
Los retoños se podan, dejando tan sólo un tallo de unos 10 cm y unas raíces de como máximo 5 cm.  Estas raíces se emplean básicamente como anclaje en la nueva plantación, pues las raíces nuevas brotan directamente de la base del pseudotallo.
Los retoños deben almacenarse, por muy poco tiempo, en lugares que impidan que se sequen y enviarse al lugar de plantación o cualquier lugar del mundo en bolsas o recipientes de plástico cerrados herméticamente, a ser posible con algún tipo de sustrato que mantenga la humedad.
Un sistema empleado es mantener los retoños en agua, o mejor en agua con algún tipo de aditivo hidrófilo, durante tres días o más. Esto favorece el enraizamiento de la planta.

El Vetiver como plaga


El principal inconveniente cuando se trabaja con especies tan versátiles es el peligro de que estas escapen al cultivo controlado y se conviertan en plagas en lugares donde no serían beneficiosas. Afortunadamente con el vetiver no existe ese problema pues la variedad que se emplea normalmente en obras de recuperación y en plantaciones es la proveniente del sur de la India, prácticamente estéril y que sólo raramente florece y no produce semilla viable. La esterilidad, al no producir semillas viables, combinada con un sistema radicular no invasivo, que no produce rizomas ni estolones hace del vetiver una de las plantas más seguras del mundo a la hora de ser introducida en nuevos hábitat y condiciones de cultivo.
Está totalmente desaconsejado emplear tipos fértiles, de semilla viable, fuera de su hábitat de distribución natural por el peligro que pueden representar como maleza invasiva.

Factores de Resistencia


Muy resistente a la sequía y a la aridez una vez establecido  gracias a su potente sistema radicular.

También muy resistente a las inundaciones, es capaz de estar parcialmente anegado hasta más de tres meses.

Muy resistente a la salinidad, al sodio y al magnesio.

Extremadamente resistente al viento.

Apto para suelos pobres y zonas contaminadas.

Es capaz de resistir heladas ocasionales, de hasta 9 grados bajo cero. 

Resiste también la escarcha y la nieve.

Muy resistente al calor extremo (más de 50 º C)

Tolera un muy amplio rango de acidez - alcalinidad en el suelo (pH desde 3.0 hasta 11.0) 

Tolerante a la presencia en el suelo de Al, Mn, As, Cr, Cd, Ni, Pb, Cu, Se, Hg, Se y Zn.

Resistente al pisoteo, disturbios mecánicos, fuego y cortas contínuas, al estar la corona o zona de crecimiento en la base de la planta, prácticamente bajo tierra.

Muy resistente al pastoreo. Los animales no encuentran muy agradable el consumo de esta planta. Normalmente sólo los brotes tiernos son consumidos, y eso cuando no existe otra alternativa.

Hábitat - Ecología - Cultivo


Aunque muy apta para condiciones xéricas en cultivo, en su hábitat natural, zonas pantanosas en la India se comporta como hidrófita.
Apta para terrenos tanto secos como pantanosos.  Aunque prefiere suelos profundos y arenosos se adapta a todo tipo de suelos, incluso pedregosos o rocosos y superficiales o poco profundos.
El vetiver no tolera la sombra muy espesa. A la sombra (superior a un 40%) crece más despacio y es difícil de establecer. Las plantas se recuperan rápidamente cuando se elimina la sombra.
En trópicos y subtrópicos crece mejor por debajo de los 2.000 metros 
Requerimiento de luz solar: Muy altos, el vetiver tienen un mecanismo fotosintético C4, igual que los cactus y algunas plantas de zonas secas y muy soledas.
Requerimientos de suelos: acidez - alcalinidad desde muy ácido pH 3  a muy alcalino pH 11. Tolera muy bien metales pesados y tóxicos.
 Aguas: Se da mejor en condiciones húmedas que secas, aunque una vez desarrollado es capaz de soportar tanto inundaciones como sequías largas y extremas, es por tanto una planta a la vez xerófita e hidrófita. Admite riegos con aguas de prácticamente todo tipo, incluso aguas salobres. El requerimiento de agua es escaso, debido a la extensión del sistema radicular. Se da sin necesidad de riego a partir de 300 mm de precipitaciones anuales y en zonas con una temporada de lluvias de tres meses, aunque el óptimo es a partir de 700 mm. con una distribución de las lluvias más regular.
Rango de temperaturas tolerado: desde -15º C (por un corto periodo de tiempo, heladas ocasionales) hasta más de 40º C. No crece cuando  la temperatura desciende de 10 ó 15 ºC. El rango óptimo es de unos 20 a 30º C. Son imprescindibles temperaturas altas en verano para un desarrollo rápido.
Abono:  No es imprescindible pero sí muy aconsejable. Se puede emplear cualquier tipo de abono o fertilizante, natural o sintético.
Si se emplea estiercol basta con un kilo por cada metro lineal.  Si se emplean fertilizantes químicos o sintéticos basta un kilo por cada diez metros. También son muy aptos los fertilizantes de liberación lenta. El empleo de los abonos incrementa el desarrollo y velocidad de crecimiento en barreras recién establecidas. No hace falta abonar barreras ya establecidas.
Rendimiento por hectárea: Hojas hasta 100 toneladas en condiciones  propicias (humedad o riegos esporádicos, suelos profundos, aportaciones fertilizantes, sol y temperatura), en zonas desfavorables, secas y pobres produce de 10 a 25 toneladas por hectárea. 
Capaz de rebrotar rápidamente después de cualquier incidente o catástrofe que pueda afectar a su desarrollo (fuego, sombra, heladas continuas, anegación total, contaminación química severa, sequía o salinidad extrema).
En cultivo las plantas o barreras de vetiver ocupan muy poco espacio y no compiten con otras plantas. Las raíces se extienden sólo unos 50 cm alrededor de la planta. Sólo en casos de aguda sequía puede haber problemas de competencia, pero sólo con planta de raíces pequeñas que estén plantadas a menos de 0.70 cm del vetiver. Además las raíces del vetiver, gracias a la acción de micorrizas con las que están asociadas incrementa de forma significativa el aporte de nitrógeno al suelo.

Otras Utilidades


  • Hojas muy resistentes, empleadas en Artesanías.
  • Protección y Refugio de Flora y Fauna.
  •  Ornamental.
  • Forrajera (con limitaciones).
  • Material de construcción económico. Fabricación de techumbres.
  • De las raíces se extrae un aceite aromático empleado en la industria del perfume.
  • Fuente de materia prima para la fabricación de extractos medicinales.
  • Fuente de Mulch (restos vegetales, en este caso hojas cortadas) para protección del suelo.
  • Materia Prima para la fabricación de Pasta de Papel.
  • Usos  en medicina y aroma terapia.  De 1 a 1.5% del peso en seco de la raíz es Aceite aromático.
  • Repelente de insectos.
  • Rehabilitación de áreas contaminadas y degradadas.
  • Protección medioambiental.
  • Especie pionera para reforestación de áreas problemáticas o difíciles.
  • Creación, conservación y potenciación de sistemas agroforestales.
  • Recarga de acuíferos y aguas subterráneas.
  • Protección de cultivos.
  • Protección y delimitación de vías y caminos.
  • Protección y defensa de acequias y cursos de agua.
  • Excepcionalmente y de forma limitada se puede emplear de forraje, pero sólo brotes tiernos.
  • Capacidad de descontaminación de suelos  agrícolas  (químicos).
  • Control de proliferación de algas en agua estancada.

Descripción


Planta herbácea, gramínea, perenne, sin tallo aparente. Forma matas o macollas muy densas que van engordando y creciendo sin ser invasivas como otras hierbas.  No tiene, ni desarrolla, rizomas o   estolones.  Hojas largas, rígidas y sencillas, de hasta 80 cm de largo y menos de uno de ancho, glabras, sin aristas, muy resistentes y de bordes ásperos. Alcanza una altura desde 0,50 hasta casi dos metros. Longevidad  notable, de más de 50 años.

De crecimiento muy rápido, forma en poco tiempo matas (macollas) muy densas. Los cultivares más conocidos y cultivados alcanzan los dos metros de alto en menos de seis meses.  Sistema radicular extremadamente poderoso y muy resistente que crece en dirección vertical, formando una auténtica barrera y un formidable anclaje en el subsuelo, alcanzando hasta más de cinco metros de profundidad. Este sistema radicular no es invasivo y apenas se extiende hacia los lados.

Las raíces son rígidas, muy largas, verticales y de grosor uniforme, similares a alambres. Las raíces se adaptan a todo tipo de terrenos y penetran incluso en las capas rocosas. Son raíces muy fuertes, que forman una masa esponjosa, y muy ramificada. Esto mantiene el suelo protegido y sujeto. Para levantar barreras de vetiver establecidas es necesario emplear tractores o excavadoras.

En cultivo los principales clones de utilidad son aquellos que no producen semilla, la explicación a éste fenómeno no se ha encontrado, pero la planta fuera de su hábitat natural de tierras pantanosas es considerada estéril. Hay que evitar a toda costa especies o cultivares fértiles que pueden naturalizarse en áreas sin control, afortunadamente los cultivares fértiles no se suelen emplear y son mucho más difíciles  de conseguir.

miércoles, 16 de enero de 2013

Utilidades Principales del Vetiver


  • Barrera contra la Erosión
  • Cortavientos.
  • Barrera Anti - Fuego.
  • Barrera para Control de avalanchas de Agua.
  • Barrera visual y acústica.
  • Barrera anti polución atmosférica
  • Delimitación de áreas diversas.
  • Creación de presas de tierra de bajo coste.
  • Prevención de Desastres Naturales.
  • Mantenimiento de Taludes de Tierra.
  • Control de Sedimentos.
  • En Barrancos, Pendientes y Taludes, para la conservación del agua y el sustrato.
  • Formación de bancales vivos y naturales.
  • Prevención de corrimientos de tierras y desastres naturales.
  • Control polución del agua: Muy eficiente en la absorción de N, P, Hg, Cd y Pb.

      

miércoles, 2 de enero de 2013

Libros - Publicaciones - Enlaces


"Vetiver, la barrera contra la erosión". División de Operaciones de Agricultura. Banco Mundial. Washington, D.C. USA. Inscripción ISBN 0-8213-1706-7.

"Vetiver Grass - The Thin Green Line Against Erosion" National Academy of Sciences. Washington, D.C.

     

Enlaces - Links de Utilidad

Xerics. Vivero de Plantones de Vetiver.

Ecuativer. La Red Ecuatoriana de Vetiver.

Vetiveria. Barrera Viva Contra la Erosión. Sociedad Conservacionista Aragua, Venezuela.

Una maravilla llamada Vetiver. El Nuevo Diario. Nicaragua.

Erosión del Suelo: Vetiver, un Arma Vegetal. Agroneg.com.

Barreras físicas para el control y encauzamiento de la escorrentía. FAO.

Boletín De La Red LatinoAmericana del Vetiver.

 Barreras de Vetiveria para Conservación de Suelos con Cultivos

Alternativos. Perú.

Información Técnica Sobre Pasto Vetiver. Vetiver Network.
La Red Latinoamericana del Vetiver

The Vetiver Network

Vetiver technology Inter. Inst. for Infrastructural, Hydraulic & Enviro. Engineering at Delft.

Uses of Vetiver Grass
Vetiver Usages

Vetiver program in Oaxaca, Mexico. Planting and nursery information.

"Vegetative Barriers". USDA National Sedimentation Lab, USA.
Vetiver Identification Program. Vetiver Network.

Vetiver grass - a new Green Revolution?. The Global Ideas Bank.

Agricultural and Other Uses of Vetiver.

Vetiver: The Hedge Against Soil Erosion. Asareca.org. Africa.

http://www.asareca.org/html/vetiv8.html

Vetiveria nigritana and its Use in Senegal. Photos. Vetiver Network.
Asareca.org. Vetiver: The Hedge Against Soil Erosion.

Indice Agrodesierto El Desierto Canario Programas y Publicaciones Colaboraciones Recomendados Núcleo Herpetológico

Agrodesierto, S.L. Apartado de Correos, 94 35080 Las Palmas de Gran Canaria

Archipiélago Canario Agrodesierto, S.L. P.O.Box, 94 35080 Las Palmas de Gran Canaria Canary Islands